Fortalezas

El Castillo – Historia

Fortaleza de El Catillo - Rio San Juan Nicaragua

EL CASTILLO de la Inmaculada Concepción, como se le conocía anteriormente, era una fortaleza española, sus ruinas se admiran y se pueden visitar hoy en día en el margen del Río San Juan frente al raudal de Santa Cruz. La fortaleza fue mandada a construir por la corona española en el año 1672 con motivo de la invasión del pirata Gallardillo a la ciudad de Granada.

La construcción del Castillo de la Inmaculada Concepción del Río San Juan fue encomendada al general de artillería Don Fernando Francisco de Escobedo, quien se encontraba en la ciudad de Guatemala, se le entregó la orden de construcción, el 29 Octubre del 1,671, fechada en la ciudad de Madrid.

La construcción se inició en 1673, se escogió la posición más privilegiada, una elevación junto a los raudales más violentos del río San Juan, la de Santa Cruz, al que los indígenas llamaban el “Raudal del Diablo”. La obra finalizó en 1,675, bautizándose la fortaleza con el nombre de “CASTILLO DE LA PURA Y LIMPIA CONCEPCION”, en honor a la virgen María.

Este lugar fue punto importante en la ruta del tránsito, en la unión del Atlántico y el Pacífico a través del Río San Juan, el Gran Lago, La Virgen, San Juan del Sur, California, durante la fiebre del oro, en el siglo XIX. En términos militares, la fortaleza fue defendida en 1762 contra tropas inglesas compuesta por Zambos y Caribes, destacándose en acción heróica la jóven de 19 años Rafaela Herrera y Sotomayor.

En 1780 otra expedición dirigída por el capitán Horacio Nelson, e mismo que después se hiciera famoso en la batalla de Trafalgar (conta los Franceses). Nelson llegó hasta El Castillo, tras un intenso combate cuerpo a cuerpo conquistó la fortaleza, pero, dentro de poco tiempo, sus hombres disminuyeron por las enfermedades y el intento fracasó.

La fortaleza cayó en abandono tras la inauguración del ferrocarril transcontinental y la construcción del canal de Panamá. El municipio El Castillo , en los años 1948-1951 y 1968-1970 fue productor de bananos, el producto era vendido por las compañías norteamericanas a
Puerto Limón – Costa Rica, las ganancias quedaban en manos de las grandes transnacionales. A raíz de la enfermedad “sigatoka”, decayó el cultivo, la gran explotación no dejó la más mínima infraestructura económica.

El Castillo tiene figura cuadrilonga, estaba dotado de cuatro baluartes, tres cuarteles, capilla para oficiales y soldados, en su interior se hallaban instalados los servicios domésticos, talleres, hospitales, los edificios de pobre estructura no resistieron el paso del tiempo y la acción destructora de los elementos naturales, como el propio edificio de la fortaleza.
Las ruinas de El Castillo son visitadas anualmente por centenares de turístas cada año.


 

Coyotepe

En 1893 el presidente Zelaya construyó una gran fortaleza en una de las colinas más estratégicas cerca de Masaya. La fortaleza fue llamada Fortaleza El Coyotepe y permitía a sus soldados observar al enemigo (mayormente la armada norteamericana que trató de tomarse a Masaya), y proteger la tierra.

Durante la dictadura del la familia Somoza un calabozo fue construido bajo la fortaleza. El calabozo sirvió como prisión para enemigos políticos, y como casa para más de 800 personas que vivieron ahí en terribles condiciones. La prisión casi no tiene luz (algunas celdas ni siquiera tenían un mínimo de iluminación) y estaba abarrotada de personas. Cuartos de tortura también fueron encontrados.

Los Sandinistas también ocuparon la fortaleza como prisión antes de cederla a los Boy Scout. Ellos la usaban para sus celebraciones anuales. Actualmente le pertenece a los Boy Scout, quienes han abierto la fortaleza para los visitantes. Puede caminar en el calabozo, tomar un tour y escuchar acerca de las batallas que tuvieron lugar aquí. El calabozo ha sido pintado con graffiti, pero esto no hacen a las caminatas en la oscuridad menos tenebrosas, más bien, le darán una idea de los cientos de prisioneros que han pasado por aquí.

http://www.vianica.com

Fo  «El Coyotepe»
GENERAL BENJAMIN ZELEDON

El General Benjamín Zeledón luchó contra una fuerza militar conjunta integrada por la Oligarquía conservadora y el imperialismo yanqui, aunque cuantitativamente y cualitativamente el peso mayor de ésta fuerza fué aportada por la amrinería estadounidense. esta intromisión yanqui fue solicitada y apoyada por los conservadores vende patria Adolfo Díaz y Emiliano Chamorro.

El 12 de septiembre de 1912 desembarcan 2,500 yanquis en nuestro país. El General Zeledón precursor de la lucha antiimperialista de Nicaragua al mando del núcleo principal de sus fuerzas ocupa posiciones en el Cerro el Coyotepe y La Barranca, departamento de Masaya. El resto de las tropas liberales combatían en Carazo y los pueblos aledaños, así como en los departamentos de León y Chinandega.

El 4 de octubre de 1912 se retira hacia Jinotepe, cabecera departamental de Carazo con la certeza de encontrarse con el resto de las fuerzas liberales en el camino viejo Diriá Nandaime cae herido por balas asesinas disparadas por las fuerzas conservadoras y poco despueés es asesinado. Su cadáver
montado sobre una carreta fué exhibido como trofeo de guerra en divetsas poblaciones y frente a la ira del pueblo.

El General Zeledón había cumplido 33 años de edad. Un día antes de su muerte escribió una carta a su esposa, Esthercita Ramírez, donde le decía:

“Cada gota de mi sangre derramada en defensa de mi Patria y de su libertad, dará vida a cien nicaraguenses que, como yo, protestarán a balazos el atropello y la tarición de que es actualmente (1912) 
VICTIMA NUESTRA HERMOSA PERO INFORTUNADA NICARAGUA

“Fuente de información:

http://www.manfut.org/masaya/coyotepe.html


 

 

El Castillo – Historia

Fortaleza de El Catillo - Rio San Juan Nicaragua

EL CASTILLO de la Inmaculada Concepción, como se le conocía anteriormente, era una fortaleza española, sus ruinas se admiran y se pueden visitar hoy en día en el margen del Río San Juan frente al raudal de Santa Cruz. La fortaleza fue mandada a construir por la corona española en el año 1672 con motivo de la invasión del pirata Gallardillo a la ciudad de Granada.

La construcción del Castillo de la Inmaculada Concepción del Río San Juan fue encomendada al general de artillería Don Fernando Francisco de Escobedo, quien se encontraba en la ciudad de Guatemala, se le entregó la orden de construcción, el 29 Octubre del 1,671, fechada en la ciudad de Madrid.

La construcción se inició en 1673, se escogió la posición más privilegiada, una elevación junto a los raudales más violentos del río San Juan, la de Santa Cruz, al que los indígenas llamaban el “Raudal del Diablo”. La obra finalizó en 1,675, bautizándose la fortaleza con el nombre de “CASTILLO DE LA PURA Y LIMPIA CONCEPCION”, en honor a la virgen María.

Este lugar fue punto importante en la ruta del tránsito, en la unión del Atlántico y el Pacífico a través del Río San Juan, el Gran Lago, La Virgen, San Juan del Sur, California, durante la fiebre del oro, en el siglo XIX. En términos militares, la fortaleza fue defendida en 1762 contra tropas inglesas compuesta por Zambos y Caribes, destacándose en acción heróica la jóven de 19 años Rafaela Herrera y Sotomayor.

En 1780 otra expedición dirigída por el capitán Horacio Nelson, e mismo que después se hiciera famoso en la batalla de Trafalgar (conta los Franceses). Nelson llegó hasta El Castillo, tras un intenso combate cuerpo a cuerpo conquistó la fortaleza, pero, dentro de poco tiempo, sus hombres disminuyeron por las enfermedades y el intento fracasó.

La fortaleza cayó en abandono tras la inauguración del ferrocarril transcontinental y la construcción del canal de Panamá. El municipio El Castillo , en los años 1948-1951 y 1968-1970 fue productor de bananos, el producto era vendido por las compañías norteamericanas a
Puerto Limón – Costa Rica, las ganancias quedaban en manos de las grandes transnacionales. A raíz de la enfermedad “sigatoka”, decayó el cultivo, la gran explotación no dejó la más mínima infraestructura económica.

El Castillo tiene figura cuadrilonga, estaba dotado de cuatro baluartes, tres cuarteles, capilla para oficiales y soldados, en su interior se hallaban instalados los servicios domésticos, talleres, hospitales, los edificios de pobre estructura no resistieron el paso del tiempo y la acción destructora de los elementos naturales, como el propio edificio de la fortaleza.
Las ruinas de El Castillo son visitadas anualmente por centenares de turístas cada año.


 

El Castillo: Un caudal de historia y naturaleza

 

Desde hace varios años, El Castillo se ha convertido en un importante destino turístico gracias al valor histórico del monumento, al entorno natural que le rodea y al río San Juan que le comunica con el resto de Nicaragua

En la Fortaleza de la Inmaculada Concepción en lo alto del promontorio que domina el poblado, los habitantes de El Castillo viven de manera apacible, como las aguas del río San Juan que se mecen suavemente en el muelle.

Sus calles estrechas, donde solo circulan peatones y bicicletas, están llenas al lado derecho de casas de madera y concreto, donde funcionan pulperías, tiendas, hoteles, bares, iglesias, talleres de carpintería y viviendas familiares, y al lado izquierdo, solo casas de tambo sobre postes rollizos clavados sobre el lecho del río. A este lado se ubican tiendas de bisuterías, artesanías, cafetines, varios hostales y restaurantes, que además de ofrecer comida al gusto del visitante, tienen una privilegiada vista panorámica al río.

Desde hace varios años, El Castillo se ha convertido en un importante destino turístico gracias al valor histórico del monumento, al entorno natural que le rodea y al río San Juan que le comunica con el resto de Nicaragua.

El Castillo forma parte de la cadena de 12 fortalezas que la Corona española ordenó construir en Nicaragua durante los primeros siglos de la conquista de América. Eran tiempos de guerra entre las potencias europeas por las riquezas naturales y el comercio de especies del Nuevo Mundo.

La fortaleza fue construida por los españoles entre 1673 y 1675 para impedir el paso de piratas ingleses y franceses al lago de Nicaragua para atacar la ciudad de Granada.

“Raudal del diablo”

Para su construcción se eligió una posición privilegiada, una elevación frente a uno de los raudales más violentos del río San Juan, el Raudal de Santa Cruz, al que los indígenas llamaban el “Raudal del Diablo”. Después de dos años de trabajos, la fortaleza fue terminada y bautizada con el nombre de “Castillo de la Pura y Limpia Concepción”, en honor a la Virgen María.

Nicaragua, con su río San Juan que sirve de desaguadero del lago Cocibolca, despertó el interés mundial por construir una ruta de comunicación interoceánica entre los océanos Atlántico y Pacífico. Y eso le convirtió en víctima de incursiones de piratas y corsarios de naciones enemigas de España.

Piratas ingleses como Gallardillo y el francés William Dampier remontaron el río San Juan, atacaron y saquearon la ciudad de Granada entre 1665 y 1685, pero fue hasta la construcción del Castillo de la Inmaculada que estos ataques menguaron.

El 29 de julio de 1762, la fortaleza se convirtió en símbolo de la defensa de la soberanía, cuando siete navíos con tropas inglesas se apostaron de frente al baluarte, justo el día que José de Herrera y Sotomayor, jefe militar del fuerte, había muerto.

Un disparo de suerte

Cuentan las crónicas de la época, que ante la petición de rendición por parte de las fuerzas inglesas, la joven Rafaela Herrera, hija del castellano recién fallecido, arengó a la lucha a la tropa, subió al caballero, (plataforma donde se emplazaba una pieza de artillería), cargó el cañón y empezó a disparar a las fuerzas enemigas acampadas al otro lado del río, con tal suerte que al tercer disparo, un cañonazo dio en la carpa del jefe de la expedición inglesa, matándolo en el acto, provocando pavor entre los ingleses y ánimo entre los defensores del castillo, que arremetieron con fuerza hasta lograr desanimar a los invasores, que decidieron abandonar el campo de batalla, cargando con la derrota.

Otro hecho histórico ocurrido aquí fue la expedición que en 1780 dirigió el entonces capitán Horacio Nelson, el mismo que después se hiciera famoso en la batalla de Trafalgar; este llegó hasta lo que hoy es El Castillo, se internó por el bosque y tras un intenso combate, conquistó la fortaleza, pero su victoria no le duró mucho, pues sus hombres fueron diezmados por las enfermedades y tuvo que abandonar la fortaleza.

Más de un siglo después, El Castillo fue un pueblo importante en la llamada Ruta del Tránsito, por la que viajaban miles de aventureros y buscadores de oro, del Este al Oeste de Estados Unidos. Lo hacían a través del río San Juan, luego cruzaban el lago de Nicaragua y en La Virgen tomaban diligencias rumbo a San Juan del Sur, donde abordaban nuevamente los vapores hacia California, durante la llamada “Fiebre del Oro”, a mediados del siglo XIX.

Durante más de una década, en su pase por Nicaragua, más de 150 mil pasajeros se detuvieron a descansar, comer, beber y disfrutar de la hospitalidad de los pobladores de El Castillo.

Pero esta inusitada avalancha de visitantes decayó bruscamente en 1869, cuando se inauguró el ferrocarril transcontinental de Estados Unidos, que unió las ciudades del Este (Atlántico) con California (Pacífico).

Obra de ingeniería militar

La fortaleza de El Castillo, construida como una obra de ingeniería militar, fue restaurada con fines históricos y culturales para las nuevas generaciones y en la actualidad es uno de los mayores atractivos turísticos de Río San Juan.

Este año 2012 se cumplen 250 años de la gesta de Rafaela Herrera, sin embargo, la monumental estructura de la fortaleza aún se conserva en buen estado, como un testigo mudo de una historia que trasciende el tiempo.

La imponente mole de piedras canteras y de río, ahora exhibe, en un pequeño museo, solo dos de los más de 50 cañones que tuvo durante la época colonial. Además, en su interior funciona una biblioteca pública para niños.

La Loma Nelson

En la parte más alta del poblado se encuentra la Loma Nelson, nombrada así por ser el lugar desde donde el capitán Horacio Nelson dirigió el ataque y toma de la Fortaleza de la Inmaculada. Exactamente allí, funciona un mariposario, atendido por Elvis Obregón. Ella es la encargada de cuidar y alimentar a las 25 especies de mariposas que hay en los predios acondicionados para la reproducción de estos lepidópteros de coloridas y vistosas alas. En total, en Río San Juan existen más de 400 especies de mariposas y en el mundo hay más de 17 mil, según explica Obregón.

Para entrar a conocer estos insectos voladores, los extranjeros pagan 3 dólares, los nacionales C$50.00 y los estudiantes pagan C$30.00.

La entrada a la Fortaleza de la Inmaculada Concepción cuesta US$2.00 para extranjeros y C$12.00 para nacionales.

Según Sayla Obregón, guía turística local, El Castillo no solo es el punto de llegada para los turistas, también es un punto de partida para los que gustan de aventura sobre el río, pues aquí se puede alquilar botes y kayaks, para pescar y recorrer parte de la Ruta del Tránsito, visitando varios de los buques de vapor hundidos en su trayecto, como el que se encuentra en el raudal de Machuca y otro en Sábalos.

Servicios y facilidades

Además, se pueden hacer caminatas a la Reserva Indio Maíz, rafting, cabalgatas, observación de aves y caimanes, city-tour por el pueblo, que incluye el Monumento Histórico de la Inmaculada y visita a haciendas de cacao.

Para comer y dormir en El Castillo existen 13 hoteles, hostales y pequeños albergues familiares con capacidad para 150 personas, entre los que se pueden mencionar El Albergue El Castillo, Posada del Río, Richardson, Tropical, Melany, Aurora, Refugio Bartola, Nena Lodge, Manantial Universal y el Hotel Victoria, entre otros. Muy cerca se encuentran los hoteles Montecristo River Lodge, Sábalos Lodge y el Tarpon River Lodge.

Fuente de información:

http://www.elnuevodiario.com.ni/turismo/268409


 

Fuerte La Pólvora

Departamento: Granada

Descripción

El Fuerte La Pólvora está localizado al final de la Calle Real. Desde aquí, hay una vista espectacular, no sólo de la ciudad de Granada, sino que también del Lago de Nicaragua y del Volcán Mombacho.

La Fortaleza fue construida en 1748 como suplidora de pólvora. En la fortaleza El Castillo, localizada a las orillas del Río San Juan para detener el paso de piratas, había problemas para conservar la pólvora debido a la humedad. Para guardar y proteger la pólvora se construyó el Fuerte La Pólvora en Granada. Luego el fuerte fue ocupado para acomodar a las tropas y como prisión.

Hoy en día, las paredes y las torres de la fortaleza siguen en pie. Algunos barriles viejos y hasta un cañón todavía permanecen aquí.

Fuente de información:

https://www.vianica.com/sp/atractivo/357/fuerte-la-polvora

Poetas Famosos de Nicragua