Poetas de Costa Rica

Bandiera_animata_flag_Costarica_nazionale

Jorge DebravoJorge Debravo fue un poeta oriundo de Costa Rica, nacido en Turrialba en el año 1938 y fallecido en San José en 1967, en un fatal accidente automovilístico. Sus padres padecían muchas carencias y Jorge se vio forzado a trabajar la tierra cuando apenas era un niño. Ya desde su infancia la vida lo obligó a quemar etapas esenciales para el desarrollo de una persona, aunque esto no impidió que se interesara por la instrucción académica, la cual recién comenzó a recibir en su adolescencia, por propia voluntad. Cabe mencionar que para ese entonces ya dominaba la escritura y la lectura, habiendo estudiado por su cuenta. A pesar de haber recibido mucha ayuda por parte de la escuela, debió abandonar la cursada a los pocos años, para priorizar nuevamente el trabajo remunerado. En esa época, colaboró con el diario El Turrialbeño y, más tarde, fundó dos círculos poéticos.
Su obra, en su mayoría inédita, es un viaje por temáticas tales como las clases bajas y la discriminación, muy relevantes para él. Algunos de sus títulos publicados son “Milagro abierto“, “Consejos para Cristo al comenzar el año” y “Los nuevos ojos“, editado luego de su fallecimiento. Entre los poemas de su autoría presentes a continuación, encontramos “Apunte interior“.

APUNTE INTERIOR

Hoy mi vida no tiene peso alguno:
es un viento, menos que un viento, menos
que una raya de luz.
Ahora ninguno
puede serme oneroso.
No hay terrenos
resquemores debajo de mi alma.Mi sangre es una roja armonía viva.
Estoy en armonía con la brasa y la calma,
con la voz amorosa y la voz vengativa.Parece que mis manos no existieran, parece
que mi cuerpo nadara en un agua inocente.
Como un viento desnudo de mi corazón se mece
y hace sonar campanadas dulcemente.

Carmen NaranjoCarmen Naranjo Coto nació en Cartago (Costa Rica) el 30 de enero de 1928 y falleció en ese mismo lugar el 4 de enero de 2012 y fue una importantísima escritora de su tierra.
Estudió Filología en la Universidad de Costa Rica y sin embargo se enfocó en la política, otra de sus grandes pasiones; de hecho ejerció como embajadora de su país en Israel durante varios años, a la vez que realizaba labores como periodista y dedicaba tiempo para escribir poesía.
Ha sido galardonada en reiteradas ocasiones por su estilo poético; entre los premios que recibió se encuentran el Orden al Mérito Docente y Cultural Gabriela Mistral, que le fue dado en Chile en 1996, y el Premio Nacional de Cultura Magón, considerado como una de los más importantes menciones que puede recibir un artista en Costa Rica.
Entre sus obras publicadas pueden mencionarse “Canción de la ternura“, “Los perros no ladraron” y “Marina Jiménez de Bolandi: recordándola“. En nuestra web podrás encontrar algunos ejemplos de su poesía, tales como “Y llegaste a tu soledad, sudoroso de engaños” y “Desde donde nace la voz“. A través de ellas el lector puede encontrarse con una poetisa directa y con un estilo cautivador y directo.

Decime si la prisa… (¿Decime si la prisa…)

¿Decime
si la prisa es grito
que mata pájaros
con péndulos?
¿Decime
si la angustia es agobio
que acerca muertes
con taladros?
¿Decime
si elmiedo es oruga
que envuelve músculos
con tornillos?
¿Decime
si el amor es amargo
por el rato que retiene
y la vida que se lleva?
¿Decime
si podés decirme
dónde crece la luz
que sólo noche noche
me amanece en el alma?

Vilma VargasVilma Vargas nació el 4 de febrero de 1961 en San José de Costa Rica y es una figura destacada de las letras costarricenses.
Se sintió ligada a la poesía desde muy pequeñita, comenzando a escribir sus primeros versos con pocos años de edad y decidiéndose por este arte de forma incuestionable. En su obra puede notarse una fuerte vocación literaria y una versificación limpia y clara.
Es una de las fundadoras de la Asociación Cultural Casa de Poesía en Costa Rica; a través de esta entidad se promueve el desarrollo de la comuna en lo que a poesía se refiere, utilizando este arte como una herramienta eficaz para la lucha por la paz. Cabe mencionar también que dicha compañía es la encargada de organizar eventos como el Festival Internacional de Poesía. Además, Vilma ha participado en numerosos eventos poéticos y congresos literarios.
Entre las obras más destacas de Vilma, publicadas todas por importantes editoriales de su tierra, pueden mencionarse “El fuego y la siesta“, “Sol de la edad“, “El ojo de la cerradura” y “El oro de la vida“.
En nuestra web te ofrecemos algunos de sus poemas para que disfrutes de su precioso arte; entre los mismos se encuentran “Inmediaciones“, “Las palabras” y “Porque me inclino“.

Contigo

No olvidaré tu rostro,

nunca
ni el mundo inconsistente.Los habitantes
mezquinos; y tú pálido,
y eso es todo.Como hoy,
así silbaban aquellos viejos usureros,
pero tu viste dos veces
la Tierra,
el sitio donde amarnos
exactos,
concluidos
como una mano abierta.

Eunice OdioEunice Odio nació en 1922 en San José de Costa Rica. Comenzó a escribir desde muy pequeña, incentivada por la lectura de los clásicos de la literatura, y a los 25 años ganó el Premio Centroamericano de Poesía 15 de Septiembre al participar con su obra “Los elementos terrestres“, consagrándose como poetisa en todo el territorio de Latinoamérica.
En su juventud realizó varios viajes por todo el continente y finalmente se estableció en México, donde trabajó como periodista en el ámbito cultural, haciendo críticas de literatura y de arte en general. En este campo, el periodismo, escribió importantes manifiestos contra el comunismo y Fidel Castro, lo que la puso en la mira de la izquierda mexicana, un obstáculo para continuar con su carrera en este país. Por esta razón, comenzó a trabajar en Zona Franca, una revista venezolana.
Entre sus obras más importantes se encuentran “Zona en territorio del alba” y “El rastro de las mariposas“. En esta web podrás leer algunos de sus poemas, tales como “Poema primero” y “Sinfonía pequeña“.
Eunice Odio falleció en México el 23 de marzo de 1974. Se han realizado en su memoria numerosos actos y su nombre ha quedado grabado para siempre en la poesía latinoamericana, apareciendo en diversas antologías.

POEMA PRIMERO. POSESIÓN EN EL SUEÑO

Ven
AmadoTe probaré con alegría.
Tú soñarás conmigo esta noche.
Tu cuerpo acabará
donde comience para mí
la hora de tu fertilidad y tu agonía;
y porque somos llenos de congoja
mi amor por ti ha nacido con tu pecho,
es que te amo en principio por tu boca.
Ven
Comeremos en el sitio de mi alma.
Antes que yo se te abrirá mi cuerpo
como mar despeñado y lleno
hasta el crepúsculo de peces.
Porque tú eres bello,
hermano mío,
eterno mío dulcísimo,
Tu cintura en que el día parpadea
llenando con su olor todas las cosas,
Tu decisión de amar,
de súbito,
desembocando inesperado a mi alma,
Tu sexo matinal
en que descansa el borde del mundo
y se dilata.
Ven
Te probaré con alegría.
Manojo de lámparas será a mis pies tu voz.
Hablaremos de tu cuerpo
con alegría purísima,
como niños desvelados a cuyo salto
fué descubierto apenas, otro niño,
y desnudado su incipiente arribo,
y conocido en su futura edad, total, sin diámetro,
en su corriente genital más próxima,
sin cauce, en apretada soledad.Ven
Te probaré con alegría.
Tú soñarás conmigo esta noche,
y anudarán aromas caídos nuestras bocas.Te poblaré de alondras y semanas
eternamente oscuras y desnudas.

 

yolanda-oreamuno

El 8 de abril de 1916 se produjo en San José de Costa Rica el nacimiento de la escritora Yolanda Oreamuno Unger, descendiente de la pareja conformada por Margarita Unger Salazar y Carlos Oreamuno Pacheco.

La autora tenía pocos meses de vida cuando su padre falleció y, a partir de ese lamentable episodio, fue criada en mayor medida por Eudoxia, su abuela materna.

Tras recibirse de Perito Contable en el Colegio Superior de Señoritas, Oreamuno se formó en Secretariado y se interesó por la Mecanografía. En 1936, debutó como cuentista al publicar “La lagartija de la panza blanca”, obra que fue seguida por “Para ‘Revenar’, no para Max Jiménez”.

Ya casada con el diplomático Jorge Molina Wood, la escritora se mudó a Chile con su marido. Allí amplió su producción literaria con “Las mareas vuelven de noche” y “Don Juvencio”. Lamentablemente, regresó a su tierra natal viuda ya que su esposo, aquejado por una dolencia terminal, decidió quitarse la vida.

Su vida sentimental la rehizo con el abogado Óscar Barahona Streber, con quien el 21 de septiembre de 1942 traen al mundo a un niño que bautizan como Sergio Simeón Barahona Oreamuno. La pareja se rompería poco después del nacimiento de su hijo.

Los años siguientes encuentran a esta mujer primero en México, después en Guatemala, un tiempo en Estados Unidos (donde permaneció internada en un centro hospitalario de Washington) y, por último, de nuevo en suelo mexicano. Allí, acompañada por su amiga y colega Eunice Odio, la también responsable de propuestas como “Por tierra firme”, “El ambiente tico y los mitos tropicales”, “Mi mujer y mi monte”, “Protesta contra el folklore” y “La ruta de su evasión” falleció el 8 de julio de 1956. Sus restos permanecieron varios años en el Distrito Federal de México, hasta que en 1961 se resolvió trasladarlos al Cementerio General de San José de Costa Rica.

 Fuente de información;

 

Anuncios