Flora y Fauna

Naturaleza

Nicaragua tiene una naturaleza espectacular. Hay una gran variedad de paisajes y de hábitat que dan lugar a muchos tipos de vegetación y de especies de animales. Para los amantes de la naturaleza, Nicaragua tiene mucho que ofrecer.

El bosque lluvioso tropical está presente en Nicaragua. A pesar de estarse disminuyendo, la selva tropical ha permanecido relativamente intacta. Las regiones autónomas en la parte este del país, albergan a muchos bosques. Es en este lugar que hay dos grandes reservas: La Reserva Biológica Indio Maíz (en la parte sureste de Nicaragua, junto al río San Juan) y la de Reserva de la Biosfera Bosawás (en la parte noreste). Estas dos áreas son hogar para árboles magníficos y antiguos, y una gran variedad de animales tropicales.

Aves

Se puede encontrar aves a lo largo de toda Nicaragua. Más de 700 especies de aves existen en el país, muchas de ellas permanentes y otras cuantas migratorias que escapan del clima helado del norte. Vienen en muchos colores, formas y tamaños. Los amantes de las aves encontrarán una gran oportunidad en Nicaragua para observar a las aves tropicales.

La ausencia de industrias, hasta en la capital Managua, permite un buen ambiente para las aves. Con sus abundantes árboles puede encontrar aves hermosas hasta en medio de la ciudad. Muchas aves atractivas como los momotos y los colibríes pueden encontrarse en los límites urbanos. Sin embargo, el campo ofrece un mejor lugar para observar a las aves. Bosques, ríos y áreas rurales pueden estar llenos de lindo pájaros. Entre estos están las gaviotas, guardabarrancos, pelícanos, halcones, trogones y quetzales.

 

Insectos

Otro tipo de animales, también abundantes en Nicaragua, son los insectos. Nuevas especies han sido descubiertas en áreas inexploradas de los bosques lluviosos, pero también se han encontrado en otros lugares un poco más accesibles. Los distintos bosques y el clima tropical son un lugar indicado para la reproducción de mariposas, libélulas, hormigas, escarabajos y muchos otros insectos. Aunque puede ver a los insectos como una experiencia poco placentera de su viaje en Nicaragua, estos insectos mejoran la biodiversidad del país y juegan un rol muy importante en el ecosistema (claro, entendemos que no es muy agradable toparse con una manada de zancudos).

 

Mamíferos

Cuando se trata de mamíferos, Nicaragua tiene muchos tipos, en especial de los pequeños. En el bosque hay mamíferos espectaculares como el puma, ocelote, osos hormigueros, monos (cara blanca, congos, araña), perezosos, y tapires. Estos y otros mamíferos son muy difíciles de ver (los monos son vistos con más frecuencia, en especial los monos congos).

El mamífero más grande del mundo también se puede ver en Nicaragua. Las ballenas se pueden observar en la costa pacífica de Nicaragua mientras migran del norte hacia el sur o viceversa. Se ven con más frecuencia en la estación seca. No son los animales muy comunes, pero en un paseo en bote en la época correcta tiene altas posibilidades de observar estos animales magníficos. Otros mamíferos marinos que puede observar en Nicaragua son los delfines. De nuevo es el Pacífico que le da esta oportunidad porque tiene más oportunidad de montarse en un bote. Y en el Río San Juan y algunas Playas del Caribe, habitan familias de hermosos manatíes.

 

Vida Marina

Además de los delfines y las ballenas hay mucho más que ver en aguas nicaragüenses. Nos sólo el Pacífico y el Atlántico ofrecen un espectáculo de vida marina, sino que también los muchas lagunas, lagos y ríos; éstos son buenos para apreciar su espectacular flora y fauna.

Uno de los atractivos más interesantes son los arrecifes. En la Costa Caribe de Nicaragua puede encontrar abundantes y coloridos arrecifes rodeados de peces y de otros animales marinos. Manada de peces se pueden observar fácilmente en estos arrecifes caribeños. Las Corn Islands son posiblemente el mejor lugar para bucear en Nicaragua. Puede leer más acerca de los arrecifes y de peces en nuestro especial de ‘Arrecifes y Vida Marina’ que ya hemos publicado.

Otros animales que viven tanto en el Caribe como en el Pacífico son las tortugas marinas. Estos legendarios reptiles son amenazados a lo largo del mundo; también en Nicaragua la población de estos lindos animales ha disminuido. Sin embargo, todavía hay muchas tortugas que viven en aguas Nicaragüenses. Estos animales se pueden ver cuando se bucea o simplemente cuando se está dando un paseo en bote. Asimismo, puede ver a las tortugas en una de las playas de Nicaragua cuando éstas llegan a cavar un hoyo para poner sus huevos. Este puede ser un acontecimiento muy notorio, pero se vuelve aún más impresionante en algunas playas en donde llegan en masa a depositar sus huevos; pueden llegar a ser hasta miles en una misma noche. No todas las tortugas participan en esta actividad conocidas como ‘arribadas’, las más famosas en llegar son las Tortugas Paslamas y la playa más famosa es la Reserva de Vida Silvestre La Flor. Las tortugas llegan unas veces al año en grandes números, entre los meses de agosto-enero.

Otro evento relacionado, también notorio, es cuando los pequeños tortuguillos salen de los huevos y caminan en busca del océano. Miles de bebé tortugas salen de los huevos al mismo tiempo, así que si está en el lugar correcto y en el momento indicado, verá como los tortuguillos se dirigen hacia el océano. Para leer más acerca de las tortugas que viven en Nicaragua, lea el Especial de Tortugas.

A pesar de que algunos lagos y lagunas han sido contaminados, algunos otros todavía conservan su encanto y la abundancia de peces y otros animales. Peces tropicales que se venden en otros países como ornamentos para peceras se puede ver libres en Nicaragua, en sus ríos y Lagunas. Los ríos como el San Juan y el Coco son ríos espectaculares que cruzan bosques prácticamente inexplorados. Se pueden encontrar peces grandes como el tarpón en grandes cantidades en ciertas áreas.

Quizá uno de los habitantes más famosos de los lagos de Nicaragua es el tiburón toro. Estos tiburones suelen vivir en aguas saladas, pero hace mucho tiempo, tiburones que vivían en el Caribe nadaron a lo largo del río San Juan y llegaron hasta el lago de Nicaragua. Durante la dictadura de Somoza, una fabrica procesadora de aletas de tiburón fue construida en el Río San Juan y casi cada tiburón fue capturado y matado. En la actualidad estos tiburones ya no son comunes en el Lago Nicaragua. Se ha reportado haber visto uno que otro, pero aún no se sabe si una población significativa habita todavía el Lago de Nicaragua.

 

Reptiles

Además de los reptiles marinos, en Nicaragua también viven muchos reptiles terrestres. Las lagartijas, en su gran variedad de especies, son los reptiles que más abundan tanto en el área rural como en la urbana. Las iguanas son las más grandes y se pueden observar tomando el sol en los tejados de las casas, junto a la carretera o en las paredes. Estas pueden ser verdes o cafés. Con un tamaño más pequeño, pero igual de coloridos, son los llamados garrobos. Pueden ser vistos tanto en las calles como en la vida silvestre. El basilisco verde es una lagartija que parece pre-histórica (probablemente lo sean). Se encuentran a menudo en las riberas – en el río San Juan se pueden encontrar con gran frecuencia.

Otro reptil de agua es el caimán. Habitan ríos, lagos y lagunas, pero, en general, no son una amenaza para los humanos. Otra lagartija más amistosa son los ‘cherepos’ que caminan en las paredes y techados de las casa (y en las habitaciones de hoteles) Estos animales aparecen en las noches cuando andan cazando insectos. Estas pequeñas lagartijas son ágiles para atrapar zancudos, moscas y otros insectos, por lo que probablemente usted no tendrá inconveniente en deshacerse de ellos. Éstas sin embargo, producen un especie de ruido que a veces resulta confuso y se puede creer que hay un animal de mayor tamaño.

Flora y fauna nicaraguense

Factores ecológicosSuelo: Muy feraz de ordinario, de capa vegetal espesa y siempre húmeda.Clima. Precipitación muy abundante; llueve habitualmente durante nueve a diez meses dejando de hacerlo casi por completo durante un período de 50 a 70 días durante los meses de Marzo-Abril y Mayo. Aún en los días secos, al anochecer, el bosque con frecuencia queda envuelto en densa niebla que no se desvanece hasta media mañana del día siguiente: el follaje retiene y destila agua como si en realidad lloviese.Humedad relativa, por consiguiente, muy grande y continua.Temperatura responde a la de un clima no tropical sin que nunca llegua a producirse escarcha (en dos ocasiones me han asegurado lo contrario -aunque como cosa muy rara y muy poco frecuente- por las montañas más elevadas de San Rafael del Norte). Las medias mínimas son relativamente bajas y las máximas medias no sobrepasan los 24 grados.