Cantantes

CARLOS MEJIA GODOY

Carlos Mejía Godoy, canta-autor nicaragüense, nacido en Somoto, Departamento de Madriz, es para Nicaragua lo que Pedro Infante es para los mexicanos o Carlos Gardel para los argentinos.

Hermano del igualmente afamado Luis Enrique Mejía Godoy , vienen a llenar de inspiración al gusto por la buena música que de nacimiento trae consigo cada nicaragüense.

En los años 60 irrumpió con su “Alforja Campesina”, interpretada por Los Madrigales, en toda esa década escribe numerosas canciones que aún no decide interpretar públicamente.

Su inserción en el movimiento estudiantil de la Universidad, marca una etapa decisiva, como cronista – cantor de la dramática vida de nuestro pueblo. Así lo vemos aparecer sólo con su acordeón, cantando las primeras tonadas musicales sociales: “desde Siuna con Amor”, “Muchacha del F.S.L.N.”, “La Tumba del Guerrillero”. En esta época es importante destacar su acercamiento a “Los Bisturices Armónicos” con quienes recopila y divulga viejas canciones campesinas.

Entre el testimonio y el rescate ha oscilado la extraordinaria labor musical de Carlos Mejía Godoy, el más fecundo de los compositores nicaragüenses durante la segunda mitad del siglo XX y nuestro cantante de mayor proyección popular e internacional. Nos referimos al testimonio revolucionario que protagonizó en los años previos a la caída de Somoza y al rescate interpretativo – integrando las “Brigada de Salvación del Canto Nacional” – de numerosas piezas folklóricas.

“Yo no sé cuanto debe la Revolución – reconocía Sergio Ramírez en 1982- a las canciones de Carlos Mejía Godoy, que lograron organizar un sentimiento colectivo del pueblo, extrayendo sus temas y sus acordes de lo más hondo de nuestras raíces y preparando ese sentimiento para la lucha”. Y, realmente, Mejía Godoy – como trovador moderno – contribuyó en forma decisiva a gestar esa lucha y su victoria el 19 de Julio de 1979.

Después del terremoto de 1972, se integró al grupo “Gradas” y oportunamente fundó el “Taller de Sonido Popular”, acompañado de Humberto Quintanilla, Milcíades Herrera, Enrique Duarte, Silvio Linarte y Pablo Martínez Téllez, “El Guadalupano”. Al final de los 60, ya había iniciado su carrera en la “Radio Corporación”, componiendo “Chinto Jiñocuago” y creando un personaje “Corporito”. “Cantaba todos los días una parodia, cambiando las letras a las canciones conocidas y adaptándola a algún problema político y social. Este me permitió descubrirme como comunicador” – recordaría en 1993-.

En los 70, sin embargo, su canto fue arrollador, identificándose con las esperanzas e ilusiones de las mayorías, creando o retratando personajes populares (“Terencio Acahualinca”, “Panchito Escombros”, “Clodomiro el ñajo”, “María de los guardias”, siendo esta pieza acaso la de mayor dimensión nacional porque era compartida y disfrutada también.

El 13 de diciembre de1997, en una gran noche de amor, paz y alegría, los máximos exponentes de la música nacional rindieron homenaje en el Centro Cultural Managua un maravilloso e inolvidable homenaje a CARLOS MEJIA GODOY, quizás al más notable cantautor de Nicaragua, con motivo de sus 30 años de vida artística.

Uniendo sus voces y talentos, los artistas fueron desfilando por el escenario, para ofrecerle a este gran exponente de la música nicaragüense una noche sin duda alguna inolvidable.


 

Luis Enrique Mejía Godoy

No es el gemelo de Carlos Mejía Godoy , pero nadie dudaría de que lo fueran.

Hermanos de carne y hueso hijos del mismo padre y de la misma madre y comparten una misma inspiración, un mismo talento autóctono de las entrañas de su querido Somoto. Luis Enrique nació un 19 de Febrero de 1945, en Somoto, un pequeño pueblo al Norte de Nicaragua, cabecera del Departamento de Madriz.

El tercer hijo de Carlos Mejía Fajardo, músico popular, constructor de marimbas y María Elsa Godoy de Mejía, maestra de escuela y artesana de pan.

Luis Enrique desde muy pequeño sintió la vocación por la música y desde los 12 años empieza a manifestar esta inquietud a través de los instrumentos de percusión y posteriormente con la Guitarra, instrumento que lo acompañará en su larga carrera de 38 años de Vida Artística cumplidos en el 2004.

Empezó a componer canciones en 1965, pero realmente inicia su oficio de CANTAUTOR o TROVADOR hasta 1969. Se fué a estudiar a Costa Rica donde realizó estudios universitarios en la carrera de Medicina, la cual abandonó para entregarse por completo a la música popular.

Funda con el “Movimiento de La Nueva Canción Costarricense”. El primer disco LP que grabó se llama “Hilachas de Sol”. Sus canciones; Primero de Enero, Abajo, Hilachas de Sol, Jacinto, entre otras, reflejan y sintetizan esta preocupación de Luis Enrique por los problemas sociales de su país natal.

También ha participado junto a su hermano Carlos como co-autor de varias obras musicales. Luis Eenrique Mejía Godoy ha musicalizado poemas de Rubén Darío, Ernesto Cardenal, José Coronel Urtecho, Joaquín Pasos, José Cuadra Vega, David McField, Gioconda Belli, y otros poetas nicaragüenses.

En 1992 funda con otros Cantautores la (ASCAN) Asociación De Canta autores Nicaragüenses.

La obra musical y el trabajo cultural de Luis Enrique Mejía Godoy ha sido reconocido a nivel nacional e internacional, habien recibido Premios, Reconocimientos y Distinciones de Instituciones y Organizaciones Culturales y Sociales, entre las que se destacan: Orden Cultural Rubén Darío (Máximo reconocimiento a los Artistas e Intelectuales en Nicaragua), Medalla 25 Aniversario Teatro Rubén Darío, Güegüense de Oro.

Luis Enrique ha realizado giras por los siguientes países: Panamá, C.Rica, El Salvador, Honduras, México, Guatemala, Cuba, EEUU, Canadá, Colombia, Ecuador, Perú, Venezuela, Brasil, Argentina, Uruguay, Alemania, España, Portugal, Grecia, Polonia, Bulgaria, Rusia, Checoslovaquia, Suiza, Bélgica, Holanda,Francia, Inglaterra, Escocia, Suecia, Finlandia, Noruega, Dinamarka, Japón. Sus canciones han sido traducidas a varios idiomas y han sido cantadas y grabadas por otros artistas en EEUU, Europa y América Latina


 

Otto de La Rocha

 

(Anis Prais)

Otto Benjamín de la Rocha López, de 67 años, canta-autor nicaragüense, actor de radio y teatro, es de sobra conocido por su personaje “Aniceto Prieto”, desde que trabajaba en el programa de cuentos campesinos “Pancho Madrigal”, y ahora en “Lencho Catarrán”. Otto de la Rocha refiere que disfruta mucho su trabajo y que abandonará la radio, “hasta que me muera”.

Cuéntenos cómo ingresó al mundo de la radio?

Bueno, cuando vine de Jinotega ya traía la inquietud de trabajar en radio, me gustaba cantar y tocaba guitarra. Para ese tiempo tenía unas canciones que había compuesto, pero que aún no me atrevía a sacar a luz. Mi primer trabajo en el medio fue en la radio “La Voz de la Victoria”, propiedad del señor Alberto Solís. Allí había un programa para aficionados y recuerdo que me volé dos semanas seguidas en primer lugar.

Posteriormente integré varios tríos. El primero fue el “Trío Rogalmo”, integrado por Antonio Montenegro, Eleazar Galo y yo. Teníamos un programa en “La Voz de la Victoria”. Luego formamos el “Trío Los Bambi”, con Julio Varela y Eleazar Galo. En esa época lo que cantábamos eran los boleros de moda, los que estaban pegando duro, como los temas de “Los Panchos” y “Los Ases”.

Una vez me escuchó cantar Jorge Isaac Carballo y le gusto cómo lo hacía y decidimos formar otro trío, “Los Nícaros”, un trío con más prestigio que los anteriores, fue hasta en ese momento en que di a conocer mis canciones.

¿Cuál fue su primera canción?La primera fue “Una canción”, aquella que dice “cuando salga la luna en la cañada…”, luego le siguió “La pelo de maíz”. En España “Una canción” hasta ganó Disco de Oro, cantada por Elsa Vaelsa, y yo no recibí ni un centavo por eso.

¿Y cómo llegó a oídos de Elsa Vaelsa su canción?Para ese tiempo había en España gente nicaragüense que cantaba música nacional, y Elsa escuchó y le gustaron mis canciones. La verdad es que la mujer pegó con mis canciones.

¿No realizó ninguna gestión para reclamar los derechos de autor?Para mí era imposible ir a España a reclamar lo que me correspondía, por eso le supliqué a Carlos Mejía Godoy, quien tenía posibilidades de viajar, que lo hiciera por mí, pero él nunca me quiso hacer el favor. Perdí no sé cuántos miles de dólares por esa canción. Háblenos un poquito sobre sus personajes.

¿Cuándo nace Aniceto Prieto?Aniceto Prieto nació cuando trabajaba haciendo “Pancho Madrigal” con Fabio Gadea Mantilla, quien me llevó a trabajar en actuación en radio. Después surgió “El indio Filomeno”, “El turco Mustafá”, “Filito” y un montón de personajes más.

¿Después de hacer “Pancho Madrigal” por más de veinte años, por qué decidió abandonar el programa?Dejé de hacer “Pancho Madrigal” para hacer “Lencho Catarrán”, me fui más que todo por diferencias con los dueños de la radio y me trasladé a Radio Sandino, y posteriormente a “La Voz de Nicaragua”.

Cuando estaba en “Pancho Madrigal”, yo me encargué de darle características al personaje, pero cuando me fui lo que hicieron fue poner a una persona a imitarme y que hasta la vez lo hace.

Cuando yo agarré a “Pancho madrigal” —porque el primero en hacerlo fue Rodolfo Arana Sándigo—, tenía sus propias características y yo le puse mi estilo, porque pienso que cuando uno hace algo debe ponerle su sello de personalidad.

¿Qué personaje le gusta interpretar más, con cuál se siente más a gusto?Aniceto Prieto, por supuesto, es un personaje suave, bonito, y jodedor, me gusta mucho ese personaje.

¿Aniceto tiene algo de Otto de la Rocha?No, para nada, porque Aniceto es un vulgarazo, un tipo bien pícaro que le gusta el doble sentido. Mientras que yo soy una persona muy seria, bastante seria.

¿Cuántas canciones ha compuesto y cuáles le gustan más?He compuesto alrededor de más de cien canciones. Y, ¿cuál me gusta más? Pues yo creo que todas las canciones son como los hijos de uno, a todos los quiere y está convencido de que todos son buenos. Claro que hay canciones que me han dado popularidad como “La Pelo de Maiz”, “Managua, linda Managua”. Las canciones de Otto de la Rocha son canciones románticas, campesina, típicas del país, ésas son mis canciones. Ir a Jorge Isaac Carballo


 

Sergio Tapia

El cantautor es conocido en Estados Unidos como el “Trovador nica”. Tapia, arribó a San José Costa Rica el viernes 15 de Octubre del 2004 y pasó directamente a los estudios de Radio Cucú, emisora que transmite para la comunidad nicaragüense residente en Costa Rica.

La audiencia del programa “Nicaragua Actual” se estremeció y lloró al escuchar las canciones de Sergio, ya que las mismas están llenas del sentimiento que contagia y comparte la comunidad nicaragüense en cualquier parte del mundo.

Sergio prometió volver y los nicaragüenses se aprestan para recibirlo y escucharlos en forma masiva en un punto que aún no se establece, pero que estamos seguros será abarrotado por los pinoleros que vivimos en Costa Rica.

Serio Tapia ha sido por mucho tiempo el máximo exponente de la música folclórica en el exterior, y ha sido el artista de mayor producción discográfica dentro y fuera del país, pues posee en su haber más de 20 producciones las cuales han ganado, en parte, afamadas casas disqueras como “Disco moda” de Venezuela; Discos “Orfeón” de México; “Mia Records” de San Francisco; Discos Fénix de Miami; Discoteca Juvenil de Nicaragua, y su propio sello: “Discos Diriangén”.

Las producciones de Tapia, sin lugar a dudas, llegarán a tomar parte en el recuerdo e historia del pentagrama nicaragüense y estarán presentes por siempre en el repertorio musical de todos los hogares nicas tanto fuera como en el país.

Sergio Tapia invita al romance

El intérprete diriambino radicado en los Estados Unidos, Sergio Tapia, promueve en el país su cuarto CD que se titula “Invitación al romance” que incluye 12 boleros y baladas románticas.

Entre los temas de esta nueva producción de Tapia se encuentra “Sinceridad” del nicaragüense Rafael Gastón Pérez, “Si nos dejan”, “Señora bonita”, “Miénteme”, “Esta tarde vi llover”.

“Sigo por el mismo género de música romántica, porque esa no pasa de moda. Aunque de vez en cuando le ponemos un poco de picardía nicaragüense”, dijo.

Tras agregar que ésta nueva producción que fue lanzada en diciembre en Miami cuenta con el arreglo del músico cubano Rey Casas.

“Hasta ahora, Invitación al romance, cuenta con una buena aceptación de las radios de Miami más ahora con el renacimiento de esta música”, señaló.

Tapia aseguró que desde el inicio de su carrera en 1975 en New York, su trabajo ha sido constante tanto en trabajos discográficos como presentaciones en nigth clubs, auditorios, etc.

Dijo que lo primero que empezó a grabar fue la música folclórica nicaragüense de la que se siente plenamente orgulloso. “Yo vivo orgulloso de mis raíces tanto que aunque le tengo un gran cariño a los Estados Unidos donde vivo desde hace 33 años nunca he optado por nacionalizarme”, dijo.

Sobre sus proyectos señaló que ahora trabaja en la producción de un nuevo CD al que titulará “Qué linda es mi Nicaragua”, que incluirá boleros, cumbias, sones que se escucharán con la participación del instrumento nacional, la marimba.

Señaló que entre los temas que incluirá en “Qué linda es Nicaragua” se encuentra “Pinolero por gracias de Dios”, “Matagalpa”, “Bolero tropical”, “Jinotepe”.


 

 

Deyanira Toruño
Cantante nicaragüense
Reciente reconocimiento

Deyanira Toruño, nacida en Managua Nicaragua, un 11 de Julio, de padres estelianos, Don abraham Toruño Rodríguez (Cantante) y Marycruz Rivera Zeledón (Maestra) proveniente de una familia unida y numerosa.

Deyanira cantaba desde chica, le gustaba la actuación y el canto, pero su talento no fue apreciado hasta que su hermana descubrió y fomentó su talento.

Una noche en 1981 su padre la invitó a cantar en vivo con mariachis en un programa de radio y fue así como se reveló su preciada y afinada voz.

Luego vinieron programas de televisión como “SEPTIMO LIBRE” al cual fue casi forzada a asistir ya que fue su hermana mayor quien la inscribió sin el consentimiento de ella. A partir de esta presentación, Deyanira semana a semana ganaba el primer lugar y a los pocos meses vino el “PRIMER FESTIVAL DE LA CANCION ROMANTICA GASTON PEREZ”.

En este festival Deyanira canta “Te canto porque te quiero”, de Diego Aguirre, haciéndola, con su angelical voz, la mejor canción y llevándola a participar al FESTIVAL OTI EN 1982 en Lima, Perú.

Por ser una adolescente de apenas 16 años, para poder participar en la OTI hubo que cambiarle la edad por regla y requisito. Llega a Perú acompañada de su padre en donde la participación de Nicaragua fué casi boicoteada al haberle desaparecido la partitura de la canción. Este boicot no tuvo éxito ya que por el carisma de Deyanira varios excelentes y muy reconocidos músicos le brindaron su ayuda de inmediato.

Se hizo una nueva partitura poniendo a Deyanira a prueba, prueba que no es para cualquiera vencer.

Deyanira compitió entonces con grandes figuras como, PEQUEÑA COMPAÑIA, ENRIQUE GUZMAN y muchos más con mucha experiencia y tiempo en la farándula.

La situación política de Nicaragua no era la mejor en esos tiempos y esto fue lo que motivó el boicot, cosa que no amedrentó a Deyanira y supo salir adelante.

¿Quién no recuerda aquella noche en que Nicaragua fue representada tan dulce, romántica y profesionalmente por Deyanira Toruño? Deyanira es un orgullo para Nicaragua.

A su regreso al país continuó sus estudios de bachillerato y hacía presentaciones en la radio y la televisión los fines de semana.

Fue parte de un elenco de actores que representó a Nicaragua en Cuba y México. Luego vinieron viajes y contratos, per la situación en Nicaragua era inestable por lo que decide tomar vacaciones en Estados Unidos visitando varias ciudades hermanas y es así como decide quedarse.

Se enamoró otra vez y se casó, tiene un excelente esposo portorriqueño, el Reverendo Francisco Ramos, quien la apoya en todo. Deyanira y su hijo Jonathan encontraron estabilidad y felicidad en su nueva familia.

 

Deyanira continuó sus estudios universitarios en la universidad de Indiana. Su esposo, por su trabajo, es entonces transferido a Carolina del Norte en donde Deyanira termina sus estudios y se gradúa en la Universidad de Greensboro de Carolina del Norte.

Actualmente trabaja con la comunidad hispana, traduce comerciales y libros, ayuda a su esposo y es intérprete en conferencias y viajes de La Iglesia Metodista en (Charlotte) Carolina del Norte donde reside con su familia.

Visita Nicaragua dos veces al año. Es parte de los grupos de ayuda voluntaria a su comunidad latina y nicaragüense.

Tiene planes de grabar un disco de canciones propias y de su padre, Don Abraham toruño, para tener un apreciado recuerdo de él.


 

Norma Elena Gadea

Norma Helena Gadea, cantora del pueblo
  • Ella posee una de las voces más admiradas de Nicaragua. Hoy habla de sus amores, de su más grande pasión y del drama que viven las personas con sobrepeso

Suena el teléfono y enseguida se disculpa por la interrupción. Es su hija, así que no puede dejar de contestar. Ésa es la adoración de su vida. Sus ojos negros y chispeantes se empiezan a humedecer y la voz se le parte con sólo mencionar que en pocas semanas esa hija, esa amiga, esa compañera y confidente partirá del país para estudiar fuera y ella no tendrá más remedio que extrañarla. “El verdadero amor lo conseguí con mi hija”, dice. Así es Norma Helena Gadea, una mujer sensible que derrama simpatía y ternura cuando habla, aunque también se transforma en una persona firme y determinada cuando de exponer su opinión se trata.

¿Cómo nació la inquietud de Norma Helena de convertirse en cantante?

Soy hija de artistas. Mis padres se enamoraron en un escenario, los dos eran cantantes. Nací premiada por Dios y por la vida, mis hermanos también tienen sus dones artísticos, pero quien se dedicó a esto con la pasión de la vida fui yo. Canto desde que nací, porque en vez de llanto fue una música (lo que se oyó). (Ríe)

¿Nunca se opusieron sus padres a que se dedicara a esta profesión?

Mi papá creo que soñaba con que yo fuera abogada y, bueno, entré a estudiar esa carrera, pero cuando uno lleva el gusanito del arte no hay nada que te lo pueda quitar…

¿Cómo selecciona su repertorio?

Entran en el repertorio las canciones que creo que van a llenar mis expectativas, exigencias musicales, rítmicas y de contenido… Las que me tocan el alma, que se me meten por la piel y me hacen parar lo pelos… Yo no puedo cantar nada por encargo. Si no me gusta (la canción), no hay forma de que pueda cantarla como merece ser cantada.

¿Le gustaría experimentar con otros géneros?

En confianza
Color favorito: Azul.
Fruta favorita: Mango.
El último libro que leyó: Puros cuentos de Luis Enrique Mejía Godoy.
Día más feliz: Cuando nació mi hija.
La decepción más grande: He tenido varias…
El último disco que escuchó: Uno de Carlos Mejía Godoy.
Si no fuera cantante sería… chef.
¿Cómo duerme? En posición fetal y por el calor duermo con muy muy poca ropa. (Sonríe)
El vicio más grande: Echarme un cigarrito de repente.
Manía oculta: Lavarme las manos a cada rato.

Yo he cantado hasta bachatas… He cantado salsa y hasta rock con Malos Hábitos. Canto tangos, boleros, trova, bachatas… He cantado la música de Juan Luis Guerra, Fito Páez, Charly García. A lo que no le entro es al reggaetón… (Ríe)

Cuéntenos sobre su faceta de cocinera, su proyecto de las sopas… ¿son su especialidad?

No, yo hago de todo, lo que pasa es que las sopas me fascinan. Yo cocino todo y sin receta. El punto es un instinto de los dedos y el paladar. Ese gusto de la cocina me viene de mi madre, que era excelente cocinera, y siempre fui curiosa, tenía mi piedra de moler chiquita, mi fogoncito, me daban mi pelotita de masa y hacía tortillitas, ésos eran mis juguetes… Tengo recetas de mi abuelita, las guardo como tesoros y de repente en alguna actividad de la familia sorprendo con esas delicias culinarias.

¿Conquistó a algún novio así?

No, fui de pocos novios. Yo creo que soy madre porque conocí el amor con el padre de Candelaria, pero resultó que ése no era el verdadero, el verdadero lo conseguí con mi hija porque creo que ése sí es el de verdad.

¿Es usted una mujer vanidosa?

Muy poco. Me arreglo lo necesario… Considero que la belleza no necesita mucho y yo soy una mujer bella que no necesita ponerse mucho adorno. (Ríe)

¿Le ha molestado algún tipo de críticas sobre su peso?

No me molesta porque no me gusta mi peso. No sé si alguien me habrá criticado por el peso, tal vez habrá gente que no le gusta la gente gorda y es discriminatoria. No es asunto de dieta, es asunto de una enfermedad que tengo… Soy de buen comer, pero no soy desbocada con la comida.

Ayer mismo en un lugar donde solía comprar zapatos de mi tamaño, yo soy talla 12, me dijeron: “Ya no viene y ni va a venir de su talla”. Entonces yo me dije que tengo que iniciar un movimiento universal porque lo vamos a meter al internet contra la discriminación de las personas gruesas. Vas en un avión y si no compras dos asientos, vas muy incómoda. No hay sitios adecuados para la gente obesa, porque pensarán que la obesidad es igual a gula y es una enfermedad. Y cada persona con sobrepeso tiene un drama encima, y es tan humana como una miss con medidas espectaculares, nos discriminan, no hay ropa adecuada y si hay, es horrible, como que no merecemos vestirnos bonito. Entonces me doy a hacer mi ropa. Es muy dura la realidad de la gente con sobrepeso.

¿Simpatiza con algún partido político?

Actualmente no. Soy libre, soy independiente, soy demócrata, me gusta la libertad. No me gustan las dictaduras, vengan de donde vengan, me gusta que mi país esté en orden, que las cosas sean dentro del marco de la legalidad. Opto por las banderas de la libertad, de la vida, de la justicia, pero no por banderas con siglas. Soy una cantora de este pueblo. Dirijo mi música al pueblo nicaragüense sin distingo de filiaciones políticas.


 

Charlie Robb

Gran Jazzista Nicaragüense. Charlie Robb, nombre artístico de su nombre de pila Charles Arthur Robb Henríquez, nació el 24 de Septiembre de 1933, en la hermosa y legendaria ciudad de Bluefields y fallece el 19 de Julio de 1995 en la ciudad de Guatemala.

Desde su infancia muestra su inclinación musical e integra la banda del Colegio Moravo y ya en año de 1947 ejecuta el trombón, dicha banda era dirigida por su gran amigo y pianista Sydney Watson.

Entre 1949 y 1955 se traslada a completar sus estudios en el Colegio Bautista de Managua y en esas épocas integra la Marimba Orquesta de don Abraham Sánchez y entabla amistad con Abraham Sánchez hijo (Chavan), Gastón Pérez (Oreja de Burro), Transito Gutiérrez y otros grandes músicos con los que va compartir más adelante su vida musical.

Entre 1955 a 1960 retorna a su adorado Bluefields y resalta su gracia costeña desarrollándose como Capitán de barco y navega en el mar Caribe convirtiéndose en uno de los expertos en la pesca del camarón, y se confirma en la entrevista periodística de Beltrán Bustamante y publicado en el diario La Información del 24 de Septiembre del 59 (“Lobster Industry will die if no limit is established on illegal fishing”)

Entre 1960 y 1963 Retorna nuevamente a Managua y comienza a trabajar como contador del recordado Gran Hotel de Managua, estando don Transito Gutiérrez y su conjunto amenizando las tertulias dominicales, don Transito lo invita a cantar despertando en don Charlie nuevamente su pasión musical luego mantendrán una amistad de total unidad creativa inspirativa musical.

En los años 60 el conjunto más popular en Nicaragua eran los Satélites del Ritmo, dirigidos por Abraham Sánchez hijo y tienen la oportunidad de viajar a Europa. Hago mención de esto debido a que estando el grupo en España, por el fallecimiento de don Danilo Areas (trompetista, hermano de Chepito Areas cofundador de Santana Band), don Charlie es llamado para integrar el grupo, y por aproximadamente cuatro años permanece en el viejo continente.

Cuando el grupo se disuelve retorna a Nicaragua y forma su primera agrupación musical: Charlie Robb y su Cuarteto (Cesar Marín Trompeta. Ex Satélite, Wangua Fernández Batería Ex Satélite y don Mundo Guerrero Guitarra.), el Centro de Reunión era en el recordado Adlon Club en Managua. Luego formara otros grupos como Charlie Robb y su Combo integrado por gran amigo Cesar Andrade, Claudio Welles, Floy Hudson, Purito López, don Ramón (el compadre), Chico Fajardo Ex Satélite y otros excelentes músicos que se me escapan sus nombres.

En los 70s produce junto a los Barbaros del Ritmo de Bluefields un disco de larga duración de la tradicional música del Palo de Mayo, también realiza arreglos (partituras) para don Víctor M Leiva, Carlos Mejía Godoy, don Luis Andino.
Hay una producción que nunca salió al aire que fue producido por don Transito Gutiérrez donde participan don Charlie Robb (Trmp y Sxo), Román Cerpas (Bajo) y José Tenorio (Batería).

Don Charlie Robb hijo único de don Allan Robb y doña Luna Henríquez, sus abuelo eran de nombres Charles Robb y Maria McCoy, casados en el año de 1904, quienes son procedentes de Jamaica y Grand Cayman, respectivamente. Casado con doña Yolanda Rodríguez (+) y sus hijos Carlos Allan, Adolfo Martín y Leonardo Arturo Robb Rodríguez.

Escogidos por Poetas Famosos de Nicaragua

Fuente de información:

http://www.nicaragua-actual.info