Poemas de Ivette Mendoza Fajardo

La vieja Managua

De vez en cuando recordar
La vieja Managua, sus calles, sus edificios
Calan hasta los tuétanos del alma
Con un murmullo tranquilo y ponderoso
Con ojos inocentes que me persiguen
También parece llevar en su mente
Un gran pensamiento y se comunica con
El mío.

A pesar de que ahora a su alrededor
El bullicio mundano no ha dejado de parar,
Hoy marchita brota como si brotara
En un oasis del desierto,
Fue en aquel trágico 1972 que se
Le apagaron sus resplandores.

Pero aun déjenme decirle que esas
Calles desoladas, ese casco de ilusión
Que dejaron heridas bien profundas
Continúan hablando,
Para muchos la vieja Managua está
Más viva que nunca aunque sea dentro
Del corazón.


Lucha Existencial

Yo a veces le ruego a un Dios
Con el pelo y los ojos negros,
Aindiado, menos apuesto, no
Como sale en las estampitas,
Pues el de ojos azules y rubio
Para resolver las calamidades
En este mundo yo creo que ha
Fallado.

He vivido aceptando que
Que en seis días Dios hizo
Por obra de magia la creación.
Pero cuando les pregunto
Que pasó con millonadas de
Años de evolución -me dicen
Que soy blasfema y que vivo
De la ilusión-
Por eso hoy me siento
Perdida en la tierra como
Los dinosaurios
Que se perdieron en aquel
Estelar aluvión.

Tengo una lucha existencial
Y es que para decir verdad
Ya dejé de quitarme el miedo
Y creer en ese viejito con
Barba que está allá arriba.

Ojalá que leyendo la teorías de
Stephen Hawking de Las
Supercuerdas me hagan
Más cuerda o más loca.


Cosas así

Dios me trajo al mundo desnuda,
Hoy revestida de tantas cosas que
Yo llamo milagros.

Cuando entro a la iglesia todo
Parece color de rosa
Pero feos colores lleva la realidad.

Algunas alimentan sus auto-estima
Con belleza plástica, yo mejor dejo
Que se muera de hambre.

La vida cada día está más peligrosa
Te roban el corazón y cuando te lo
Devuelven te lo devuelven estropeado.

Cuando era una niña pensaba que
Era una estrella brillante y cuando
Se lo comenté a mi maestra de
Religión me dijo que estaba loca,
Que yo no era más que un simple
Ser humano y poco a poco esa
Estrella se fue apagando.

Desde que renuncié al ateísmo
Dejé de ser una pobre criatura,
Ahora que acepté al cristianismo
Soy más rica en confusiones.

Por fin he aceptado a Dios verdaderamente,
Pero le dije – Con una condición- no
Me castigues porque ya con los golpes de
La vida tengo suficiente.


Pinolero 

f7

El sacuanjoche le corre
Bien profundo en las venas,
Se llama pinolero
Saborea el momento
Del comal a la hoja,
Ojos despiertos
Piel morena
Asoleado por la vida,
En la jícara el pinol
Y el pantalón parchado.

Ayer se robó el corazón
De María la muchacha
De delantal y trenzas.

Hoy ella está de cumpleaños
Y preparará un vigoron
Y pozol con leche.

Entonces por la noche él llegará
A su ventana
A ponerle una serenata
Con su cotona de manta
Y el pelo abrillantado.


Rezos de amor

 puros

Me hipnotizó con su mirada,
Robó mi corazón con sus palabras
¡Ay que atento era el muchacho!

Yo sentía un no sé que
Cada vez que me lo encontraba,
Hasta empezaba a temblar de
La emoción y mi corazón se
Aceleraba como un motor.

Se perfumaba con aroma siete machos
Y yo perdía la noción del tiempo,

Le gustaba caminar por
Los caminos polvorientos de Diriomo
Y me contaron por allí
Que me hacía la oración del puro,

¡Bandido, sinvergüenza!
Doscientos cincuenta córdobas
Pagaba donde las Palomitas
Y con razón yo andaba detrás del
Por eso lo veía hasta en la sopa,

Pero ricos eran sus besos
En aquellos matorrales.


Mujer abusada y traicionada

images

Palabras dulces al alma,
De soles románticos,
De mujer enamorada
Que con tiernos amores
lastiman su carne y gime
De dolor.

¡Amor, amor mira como
Florece la primavera!
Bajo la lluvia de palizas
Un beso retoma la nueva
Felicidad.

Unos ojos morados, unos
Labios ensangrentados
Esperan venir un cambio
Esperanzado en el lecho
De la traición y la inocencia.

¿Cuántas veces le ha
Tocado a él pedirle perdón?

¿Cuánto tiempo toma
Robar otra vez su corazón?

El próximo ramo de rosas podría
Venir disfrazado de muerte y ella
Termina en el panteón.


Algunas veces

Algunas veces era tan sencilla que me llenaba
Los bolsillos de amor.

Siempre me imaginaba tener el cabello de
Colores así pensaba que era la vida hasta que
Conocí la religión, cambié de idea.

Solo un hombre me ha amado y se está
Oscureciendo conmigo.

Se han apagado sus besos al paso de los
Años, ya no son aquellos que sabían
A aguardiente emocional.

El mundo demanda de todo, nalgas postizas,
Tetas siliconas y yo aquí solitaria en este
Parque envejeciéndome contemplando una flor.

Miles de cosas nuevas que se han creado
Y ninguna trabaja. Hay más muerte
Que estrellas. Mi más optimista ilusión.

Tenía mi amor un deseo tan celestial
Que cuando empezó a leer la Biblia
Le llegó la muerte a su alma.

Un hombre es admirado, alabado
Por su aspecto irreal y yo sensual
Como todos los días.

Conóceme de verdad conóceme
Deja de ver como carne de encantos
Con solo mis besos conocerás mi
Paraíso inmortal.


No es tiempo de querellas

Escucha, no es tiempo de querellas.

El mar, las flores, la tierra entiende
Que todo está sujeto a nosotros para siempre.

La bruma se prende, somos luces
Y podemos ver el cielo abrirse.

Soy mujer, todo mi ser está presente
Más el orgullo queda detrás de la piedras
Y no vuelven los ojos al drama ni al llanto
Ni crecerán plantas hambrientas.

Escucha, no es tiempo de querellas.

Tu corazón arriba a mí y sólo tu corazón
Sofoquemos la ansiedad con una pequeña razón.

Escucha, no es tiempo de querellas,
Somos dos seres de encuentro
Somos dos seres mortales.

El encuentro entre tierra y cielo

El encuentro entre tierra y cielo
Tu mirada expandida a la distancia
Trepa a la vida con rostro de colores y
Vive la armonía con que gozauna estrella luminosa.

Encuentro entre tierra y cielo
Alegría de nubes blancas
Del corazón trémulo
Que delira y ama.

Un vuelo solitario

Regresó la vida en mis pupilas
Cuando abrió tu corazón
La puerta de mi alma acongojada.

Como un vuelo de pájaro,
Un vuelo hacia el amor
Que se eleva al viento con alas solitarias y
En las llanuras endulzas con tu acento un
Riachuelo de suspiros cautivados a mi suerte.

No me siento abandonada para nada,
Marca un tiempo de gratitud, que suprime
El dolor con aliento imaginable.

Como un vuelo de pájaro
Un vuelo hacia el amor
Que va volando al aire sin tristeza
Hasta donde quema mirífico el sol
Y mis alboradas sueñan su eterna juventud.

¿Es solitario el vuelo?
No hay pensamiento ni señal
Solo la confianza en lo divino
Que me trae vida en tu fulgor.

Las calles de azulejos

Las calles de azulejos con su límpido reflejo,
La fuerza predecible con una palabra en el rincón
Siempre terminaba repitiéndose.

Me recuerda a la oración improvisada
Con las once campanadas del Big Ben
Que une un cielo fragmentado
Y avanza estrepitoso como el trueno.

Germiné por una rendija de la vida
Una mañana cuando un cielo balbuceaba
Y me daba de beber una sangre nueva,
Llegué convaleciente al mismo lugar,
Exagerando dotes, exagerando islas
Exagerando fronteras, exagerando lo real
Y crecí en cada esquina solariega, mortal.

Germinada en el surco diáfano

Germinada
En el surco diáfano
Del cristal
Buscando el amor
Engaño
Al taciturno corazón.

Siempre pasa el dolor
Por el océano de azahar y
El perfume con su diadema
De oro rojo ha estado por aquí,
! Jamás lo hubiera podido
Imaginar!

Empieza anochecer
Y vuelvo a poseer mi nombre
Que hoy no se escapa
De mis manos.

Este poema

Este poema tiene
Un rumor de cerezas
Un alma de frutas en letras
Para que pueda hablar
Dentro del mundo
Que anda descontento.

La lluvia, la metáfora fresca
Las rimas, la voz del encuentro.

Soy la llama

Soy la flama del verano
Que se enciende en tus labios
Hasta apagarse en el silencio
Y decide reposar
En un rincón del corazón.

Soy la flama del verano que salva
Tu alma cuando la empiezan
A destrozar un mundo sin razón.

Soy la flama del verano que no
Deja de luchar y calma y brilla en las
Noches frías más allá de la imaginación.

Cartas al azar

Cartas al azar
Se juegan en la mesa y
Con un gran empeño
No toman ningún partido,
Cada una adivina una andanza
Tan grande como su astucia
Que hablan de uno mismo
Al derecho y al revés.

Aquí lo importante es
Más real que fantasioso
Porque se arraigan y se anidan
En la imagen
Del mañana talentoso
Y al juego de las manos
Se validan.

En la calma

Cuando te diriges a la calma
Lo hallas todo en el corazón,
Es dulce contemplar y que quede
Algo en el sentimiento
Sin el jactancioso pensamiento.

Vivir, vivir y vivir en un mundo
De contemplación añorada,
Soñar, soñar y soñar
Y basta con decir nada.

Se vierte un aliento inocente
A conquistar el amor,
Un inocente aliento se vierte
A conquistar el amor.

Todo sin razón

Todo sin razón emotiva
Para un llanto troyano
Que se esconde en pilares
Cegado y amanecido
En la vorágine arcana.

Van los ojos cerrados
En su eterna hambruna
La esencia de la infidelidad
Y su oscura humedad
En cantidad
Con la ilusión marchita.

Un baúl de recuerdos

Un baúl de recuerdos es el tiempo
Que se alarga en el punto de lo invisible,
Esperar las viejas sorpresas
Su suave llamarada,
Una imagen al azar
Que contenta mi destino.

Un baúl de recuerdos es el tiempo
El resonante eco del pasado
Que secretamente me avecina
La gratitud de la vida
En mis soles infinitos.

Un baúl de recuerdos es el tiempo
Sin previo aviso ni larga espera
Mientras la esperanza me contempla.

Mi diario

Querido diario hospitalario
Cuantas cosas he escrito
Para no dejar nada olvidado
Más ahora veo que he escrito
Mucho más que lo necesario.

Hoy es un día de mala suerte
Mi corazón camina afligido
Por penas y más penas
Que no he sabido comprender,
Porque al parecer
Mis pensamientos iban adormecidos.

Querido diario hospitalario
Es la pluma una trifulca
Guiada por mis manos
Y ellas van diciendo
¡Escribamos, escribamos!

Viento y pájaro

Cuidado, cuidar
El viento doliente me lleva
Con un fuerte sonido a mis oídos
Y sobre mis hombros un pájaro se eleva.

El pájaro y solo el pájaro
Es menos doliente porque
Abre caminos durmientes.

Una mezcla de hoy y todo
Parece rimado
Primero el viento
Mi cuerpo ha desgarrado
Segundo el pájaro
Por un rato me ha consolado.

¿Por qué me has desgarrado?
Qué fuerte dolor a mis oídos llevo
Sorda he de quedar.
Solo el pájaro cinco plumas me ha dejado.

El amor es

Nada más blanco que el amor
Por eso el amor es:
Blanco de jazmín y blanco de gloria,
Blanco de cisnes que navegan silenciosos
O de gaviotas enigmáticas fúlgidas,

Blanco al penetrase en mi alma
O blanco que no lleva la inquietud del mundo.

Blanco jubiloso agradecido a la vida
O blanco de ilusión que trémulo eterniza,

No es ángel, no es santo pero es blanco
Como la nieve que cae en las montañas.

Como agua carbonatada

Como agua carbonatada
Va la vida en su esencia fresca,
Burbujeante, burbuja
Y se apodera de la nada.

Cien peregrinos marchan
Por caminos efervescentes
Y luego se trasmutan en pájaros
Diluvianos.
Con sus adrenalínicas alas arrumban
A los horizontes infinitesimales.

Se desatan guerras paganas
En el ojo universal y la oscura
Noche del alma vuelve aparecer,
Más vale no parpadear.

Yo te doy mis fértiles ojos para que
Puedas disfrutar el paraíso
De las diosas griegas, aun mas
Yo cargaré con tus pecados.

Y sigo y sigo respirando
Por el surco húmedo de la tierra,
Por la razón que se me impone
Por la ranura de mis sentidos
Y a veces poco aliento me queda.

Con un gran deseo

Con un gran deseo de cambiar al final del día,
El tiempo no soporta mi cuerpo con escalofríos
Y mi corazón inundado de tantas cosas,
Busca una razón más profunda para vivir.

El cambio se da al intento matemático de besarte
Trazando caminos que nos da una mejor repuesta
Sin necesidad de ir fingiendo.

Poco a poco cruzo a través de este instante
Poseyendo un lugar que de inmediato, me es
Mucho más útil y vuelve a palpitar de nuevo
Mi corazón acariciando su esencia.

Entonces me peguntó ¿Cuántos caminos
Tendré que recorrer para ir dejando al final
De la vida mis huellas?

Siempre recordando

Siempre recordando aquel primer beso
Que inspiró a mi alma hacerse poeta.

Aun sigue reteniendo su poético encantamiento
Como cualquier canción de luna llena.

Solo la inspiración viene encandilada a mi corazón,
Entonces estallan caricias que emergen en una marea de tinta.

Y así rimando versos y versos curé mis heridas
Para que al final encontrara el amor que hoy nos
Abriga en una sola metáfora.

Hace mucho frio

Hace mucho frio, más que nunca
Y abajo las aguas subterráneas
Corren
Como ideas fluidas.

Hace mucho frio, más que nunca
Y tú y yo, en la montaña más alta
Nacemos y volvemos a renacer
Como una suave llovizna.

Hace mucho frio, más que nunca
Y tú y yo en la montaña más alta
Deseamos ignorar los males que
Padecemos.

Hace mucho frio, más que nunca
Y el sol, la luna, la tierra, el viento sueñan
Y nosotros besándonos en un ritmo perceptible.

Hace mucho frio, más que nunca
Y abajo las aguas subterráneas
Corren, corren, corren hasta fluir
En nuestras venas para acercarnos
A la danza de la vida.

La noche

A la hora del sueño
La noche
Me trajo lo mejor de ti
Por eso nunca la luz de tu mirada
Se apaga,
Hoy de ella surgen memorias
Que retornan
Haciendo preguntas
Con unos labios sedientos.

Una palabra sutil
Que navega al silencio
Con un anhelo tenaz
Y se hace llamar audaz.

Corazón de azúcar

Corazón de azúcar
Endulza la vida
A toda hora
Enamora
Aun cuando llueve
Suave conmueve
Si, todavía más
Se abre a la redendija
Del saber
Sumido en dulces encuentros
De noches veraniegas.

Corazón de azahar

Corazón de azahar
Amarillo
Néctar de sombras
Amarillo
Tierra fértil
Azahar
Corazón oloroso herbario
Corazón
Amarillo paladín victorioso
Azahar amarillo
Corazón de azahar glorioso
Claro brillo amarillo
Palpitar de azahar
Pajarillo.

Aquí juro y prometo

Aquí juro y prometo estar silenciosa
Para vencer los cuchillos que avienta la noche,
Para alejar el estéril viento que golpea en mi balcón,
Para despojarme de lo que me han obligado,
Ese amor que solo carga una pesada cruz.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en julio 7, 2015. Añadir a marcadores el enlace permanente.